Concentración en La Granja y lectura del manifiesto.
Por desgracia, este 2011 ya ha inaugurado su lista de atentados violentos en el ámbito del hogar. Un hombre, el pasado día 13 de enero, mató a su esposa y a su hijo y, finalmente se suicidó en la localidad segoviana de Torrecaballeros.
¿Cuándo acabará esta violencia?
Sin duda estos asesinatos tienen el funesto marchamo de lo que se viene conociendo como violencia machista o de género, pero, al tiempo, se enmarcan en una sociedad en la que día a día vemos como los conflictos se resuelven con enfrentamientos cada vez más agresivos. También este marco hay que cambiarlo. Como dijo, en la concentración de repulsa, Francisco Gozalo, director del Instituto “Peñalara” en el que estudiaba el joven asesinado: “Debemos exigir a nuestros gobiernos que, entre sus objetivos prioritarios, esté el fomentar la paz y la concordia. La violencia hay que repudiarla sin paliativos. Empero, la manera más eficaz de combatirla es mediante métodos preventivos”.
acciónenred, comparte esta opinión y la propuesta de que sea en la enseñanza, desde la primaria a la universidad, donde se eduque en los buenos tratos, la resolución no violenta de los conflictos, las relaciones de igualdad, la paz, la tolerancia…
Apenas terminada de escribir esta nota, el asesinato de Torrecaballeros ya no es el único de 2011; en Granada, el día 16, un joven ha asesinado a su esposa que estaba embarazada.
A parte de la exigencia de medidas institucionales para frenar la violencia y en concreto la de género, es necesario un compromiso personal de intransigencia con los comportamientos violentos.
Manifisto leído en la concentración de repulsa>>
Share This