El 11 de septiembre, convocado por la Coordinara contra Garoña, se realizó una nueva marcha a la central para pedir su clausura. Más de 500 personas reclamaron su cierre inmediato sin esperar al año 2013, fecha en la que caduca su periodo de explotación. Con posterioridad a la marcha, el Consejo de Seguridad Nuclear, ha hecho público un informe sobre determinadas pruebas de resistencia de las centrales nucleares españolas. Ecologistas en Acción, a través de su portavoz Paco Castejón, considera que tales pruebas no han sido nada exigentes.
Share This