Queremos una sociedad inclusiva, menos “marcada” por la diferencia sexual, en la que toda persona pueda tener su espacio y no tenga que, obligatoriamente, ajustarse a un “corsé” que limite sus opciones y su capacidad de elegir. Apostamos por la libertad de las personas para decidir sobre sus vidas, para que cada persona pueda brillar con luz propia y vivir su sexualidad sin complejos, con orgullo y sin condicionamientos sexistas. No somos más, ni menos, por tener una u otra identidad o preferencia sexual.
Queremos que la igualdad, la libertad, la autonomía, el cuidado propio y de las demás personas, el respeto por la diversidad de identidades y opciones sexuales sean valores centrales en nuestra sociedad.
Apoyamos las reivindicaciones que reclaman que la transexualidad salga de cualquier catálogo de enfermedades mentales y, en concreto, del próximo catálogo DSM-V de la Asociación Americana de Psiquiatría.
Más información»;
Share This