El pasado 24 de mayo, se ha presentado públicamente del lipdub “Amor con Buenos Tratos”, grabado en la Facultad de Humanidades y Educación de la Universidad de Burgos.
En la misma han  estado presentes el  Decano de la Facultad de Humanidades y representantes de Juventud del Ayuntamiento de Burgos.
Simultáneamente en el hall de la Facultad, se han expuestos diferentes fotografías  sobre  la grabación.


Breve sinopsis del lipdub:

Experiencia socioeducativa, enmarcada dentro del programa “Por los Buenos Tratos” que, a partir de unos valores y con un enfoque positivo del amor, pretende

actuar sobre las primeras relaciones y evitar que afloren en ellas comportamientos violentos o abusivos.
Reseña sobre algunas secuencias:
Robots.  Representan los estereotipos de los cuales nos tenemos que desprender, destacando la capacidad autónoma de las personas para dirigir el timón de  la propia vida.
Lenguaje de signos.  La  integración de  personas con discapacidad.
Padre dando biberón.  Rompe el estereotipo tradicional y potencia la responsabilidad de los varones en el cuidado de los hijos.
Niño con juguetes diversos. Aborda el tema de la coeducación a través de los juguetes no sexistas, que permitan el desarrollo integral de niñas y niños.
Música, bailes. A través de la Buena Onda-Buen Rollo, Break Dance, Baile Africano, se plasma la pluralidad existente,  junto a la idea de la convivencia armoniosa entre esas mismas diversidades.
Profesorado. Parte activa para la educación y la difusión de valores que impregnan los buenos tratos.
El amor no es ciego. Con la idea de desprendernos de algunos condicionantes y mitos sobre el amor y la pareja. “Donde manda corazón, también tiene que mandar cabeza”.
Chica con taladro.  Rompe los roles sociales que encasillan a mujeres y hombres en determinadas tareas en función del género; con libertad para decidir sin condicionantes sexistas.
Amor, cadenas y celos.  Destaca la idea de que, en el amor, podemos caminar unidos pero no atados: rompemos las cadenas. La relación debe estar basada en el respeto, la autonomía y la libertad, no en la imposición y en control. Y que resolveremos los conflictos
Naranjas. No somos medias personas que se “completan” uniéndose en la pareja. Desechamos la idea del amor que dejan de ser dos para fundirse en una persona, un amor excluyente, un amor “que todo lo puede” porque se quiere sin límites…
Banderas. Muestra: El respeto por las distintas opciones sexuales. No  ofreciendo modelos, sino ampliando los márgenes de elección de las personas, a partir de relaciones libremente consentidas. Asimismo constata la multiculturalidad presente en nuestra sociedad y la necesidad de visibilizarla e  implicarla en este importante reto común.

Share This