Ante el anuncio hecho por la Ministra de Sanidad, Ana Mato, de restringir el acceso a la tarjeta sanitaria a los inmigrantes en situación administrativa irregular, acciónenred manifiesta lo siguiente:
– Es una medida que nos retrotrae al siglo pasado, a la Ley de Extranjería de 1985, cuando los inmigrantes en situación administrativa irregular carecían de cualquier derecho y no existían a efectos civiles. Ello va a significar que alrededor de medio millón de personas van a verse despojadas del derecho fundamental a la salud, aumentando con ello el riesgo sanitario para el conjunto de la población.
– Si el objetivo de la medida es ahorrar dinero, la medida será absolutamente ineficiente, ya que todos los datos demuestran que no es la población inmigrada la que más usa los servicios médicos públicos, sino la autóctona, fundamentalmente en razón de la edad.
– La Ministra prevarica cuando utiliza la excusa de evitar el turismo sanitario a sabiendas de que los inmigrantes extracomunitarios no realizan ese tipo de actividad. La lejanía de sus países y las barreras que pone la ley de extranjería a la entrada y estancia en España son razones suficientes para que ello no pueda realizarse.
– Al vincular el gasto en salud a los inmigrantes en situación irregular, la Ministra está transmitiendo a la población una idea de la inmigración que, además de ser negativa, es absolutamente falsa. Con ello está contribuyendo a la desinformación y, lo que es más grave, a alimentar un rechazo totalmente injustificado hacia este sector de la población.
Share This